Ir a inicio de: Elementos

Buscar en Elementos:

Elementos No. 95, Vol. 21, Julio-Septiembre, 2014, Página 61

L
ibros


Descargar versión PDF






EL CEREBRO DE  MI HERMANO
Rafael Pérez Gay
Editorial Planeta Mexicana/Seix Barral
México, 2013

Último reducto de la memoria y de los sueños: el cerebro, donde todo ocurre, pero también donde todo puede parar cuando se convierte en una casa a oscuras habitada por nada, nadie, nunca.
    El cerebro de mi hermano es un relato de la evolución de un padecimiento degenerativo en el seno de una familia. Recuerdos, emociones, temores y expectativas, el singular proceso de adaptación a lo impensable, el dolor de atestiguar la extinción de un ser querido, pero también la historia compartida, los años, los lugares, las pasiones conjuntas, la apertura a la conciencia del propio final, el ajuste de cuentas inexorable con lo vivido...
    Rafael Pérez Gay ha escrito con El cerebro de mi hermano una de sus memorias personales más intensas, un informe final sobre los últimos momentos de José María Pérez Gay (1943-2013): filósofo, escritor, traductor y diplomático; hermano mayor y amigo literario. Una reflexión descarnada y precisa sobre la condición humana, la enfermedad y la muerte.







AVES DEL ESTADO DE PUEBLA
Jesús Hernández Castán, Francisco Javier Jiménez Moreno, Roxana Mendoza Cuamatzi,
Jajean Rose-Burney, María Concepción López Télles Ricardo Torres Flores, Nicole Gilbert 
Jardín Etnobotánico Francisco Peláez R. A.C./Peace Corps/USAID/Benemérita Universidad Autónoma de Puebla/Instituto de Biología BUAP/Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica/H. Ayuntamiento de la Ciudad de Puebla/Secretaría del Medio Ambiente y Servicios Públicos
México, 2013

El estado de Puebla es una de las regiones más fascinantes del planeta, pero poca gente de fuera, y a veces incluso los poblanos, lo saben. Es el hogar de una de las pirámides más impresionantes del mundo, la Gran Pirámide de Cholula, y una de las ciudades antiguas más grande de Mesoamérica, Cantona. Cuenta con un elevado número de culturas indígenas, y muchas comunidades en las que las lenguas autóctonas son más comunes que el español, pero poco se ha escrito sobre ellos en los libros. Está a la sombra de algunas de las montañas más altas y majestuosas de América, incluyendo el Pico de Orizaba, la Malinche, el Iztaccíhuatl, y el Popocatépetl, así mismo, es el hogar de varios grandes lagos prístinos volcánicos, como Alchichica y Atexcac, sin embargo, pocas personas han oído de ellos.
    Posee además la cuarta zona urbana más grande en México, la ciudad de Puebla. La ciudad tiene un clima casi perfecto –no demasiado caliente en el verano ni demasiado frío en el invierno– con una estación lluviosa predecible y cielos azules permanentes durante la estación seca. Para muchas personas de fuera de México, el país entero parece peligrosamente violento. Sin embargo, la ciudad de Puebla es una de las ciudades grandes más seguras en todo el mundo. El estado de Puebla, al igual que el resto de México, tiene una biodiversidad increíble. Debido a su ubicación geográfica, el estado cuenta con flora y fauna del norte templado y frío, así como el sur tropical y cálido.
    Debido a los cambios dramáticos en la elevación y precipitación, hay una gran variedad de ecosistemas, incluyendo selva caducifolia, bosque de coníferas, matorral xerófilo, bosque de encino, bosque mesófilo, y selva perennifolia, entre otros. El estado cuenta con dos sitios Ramsar, humedales de importancia internacional, además de varias áreas naturales protegidas (ANP), incluyendo reservas de la biosfera, parques nacionales y otras ANP federales, estatales y locales.
    Sólo tres estados en México tienen un mayor número de especies de aves respecto a Puebla, estos son: Oaxaca (699 sp), Veracruz (687 sp), y Chiapas (647 sp). Cabe destacar que a diferencia de los otros tres estados, en Puebla no hay costa, ni islas marinas, ni playas, ni manglares para atraer a las aves, aún así sustenta 599 especies de este grupo. Puebla forma parte importante de una ruta migratoria para las aves además posee tres áreas con altas concentraciones de especies endémicas (EBAs), así como con cinco Áreas de Importancia para la Conservación de Aves (AICA),
que, entre otras cosas, sustentan especies amenazadas y en peligro de extinción.
    Chiapas, Oaxaca y Veracruz son mundialmente conocidos por sus aves. Las turistas internacionales y nacionales visitan regularmente esos estados en busca de estos organismos, y científicos de todo México y el mundo les estudian. Sin embargo, Puebla, con casi tantas aves como estos estados y muchas que no se encuentran en ellos, no tiene prácticamente ninguna forma de turismo ornitológico y muy pocas investigaciones científicas acerca de sus aves.
    Afortunadamente, esto está cambiando. Durante las últimas dos décadas, los ornitólogos locales y nacionales han estado trabajando incansablemente para descubrir y documentar las aves de Puebla. Varias ANP nuevas contribuyen a la conservación de las aves. Esfuerzos como el Club de Observadores de Aves de Puebla (COAP), así como muchos libros y artículos publicados recientemente, están promoviendo la observación de aves y atrayendo turistas.
    Este libro, Las aves del estado de Puebla, es una parte importante de este proceso. La presente obra pone a disposición del público en general conocimientos trascendentales en la materia, al menos para la entidad, y logra una magnífica conjunción entre la ciencia y el gozo de observar a las aves que nos rodean.
    Pero este libro no es el final del proceso. En cambio, es sólo una parte del principio.

Club Observadores de Puebla
http://sites.google.com/site/coapmx/





       

SOMBRILLAS, SOMBREROS, SOMBRAS
[DE LOS PRINCIPIOS DE LA ARQUITECTURA]
Alejandro Hernández 
Profética, Casa de la Lectura/Cabeza Prusia
México, 2013

“ ‘Un camino recto ya es arquitectura’, dijo María Zambrano en consonancia con Le Corbusier: ‘El hombre camina derecho porque tiene un objetivo; sabe adónde va, ha decidido ir a determinado sitio y camina derecho’. Era cuando Le Corbusier privilegiaba la recta sobre la curva, literalmente pensada como una desviación. Pero lo interesante no es concebir la rectitud del camino como un problema de geometría –esto es, reducirlo–, sino entender todo lo que implica: para caminar derecho hay que pensar por anticipado el resultado.
    El camino es metáfora del método y la anticipación. Sin ellos, de creerle a Zambrano y Le Corbusier, no hay arquitectura. Lo mismo pensaba Marx:

una araña conduce operaciones que se parecen a las de un tejedor, y una abeja hace pasar vergüenza a muchos arquitectos al construir su panal. Pero lo que distingue al peor arquitecto de la mejor abeja es esto. que el arquitecto construye su estructura en la imaginación antes de erigirla en la realidad.

    Esta es una colección de textos, propios y apropiados. Algunos tienen muchos años de haber sido escritos –y lo escribo así: casi como desentendiéndome de la autoría. Otros son recientes. Varios publicados –en revistas, periódicos o en la red– y otros inéditos, reordenados y reescritos para decir algo más de lo que ya decía cada uno –los propios y los ajenos– por sí mismo –que nunca, dicen, hay texto por sí mismo”.

Alejandro Hernández






DE MI TIERRA A LA TIERRA.
SEBASTIÃO SALGADO. MEMORIAS
SebastiÃo Salgado
Colaboración de Isabelle Francq
La Fábrica
España, 2014

Este es el testimonio de Sebastião Salgado, uno de los fotógrafos más relevantes de la actualidad, sobre su visión de la fotografía, su trayectoria y su compromiso con los seres humanos y con el planeta. En estas memorias, escritas en colaboración con lsabelle Francq, el fotógrafo recuerda cómo hizo sus mejores reportajes, como La mano del hombre, Éxodos, Otras Américas y Génesis, y su propia historia, como militante de izquierda en Brasil y exiliado en París junto a su compaílera de vida, Lélia. Con profundas reflexiones sobre la deriva humana, Salgado nos confía su amor por la fotografía y nos lleva por esta Tierra que él no cesa de recorrer, para observar, comprender y atestiguar tanto el drama como la belleza. Finaliza con la historia del Instituto Terra, que fundaron para reforestar la selva atlántica brasileña, y con un sentido homenaje a su propia familia, su “tribu”.
    Sebastião Salgado fue fotógrafo de Sygma, Gamma y Magnum, antes de fundar su propia agencia, Amazonas lmages en 1994. Sus fotografías han sido reproducidas en las más prestigiosas publicaciones, como Paris Match, Stern, El País Semanal o Newsweek. Ha recorrido 120 países para captar en sus imágenes en blanco y negro la transformación y la realidad, por dura que fuera, del mundo. Personas anónimas, trabajadores o refugiados, y más recientemente su proyecto dedicado a los lugares preservados intactos del planeta, son conocidos por la belleza de su luz, su fuerza y la dignidad de los seres que nos muestra.
    lsabelle Francq es periodista y ha colaborado con distintas publicaciones, como Le Nouvel Observateur y Le Monde des religions, entre otros. Como jefe de servicio en el semanario La Vie, es responsable de las páginas de arte y televisión.




Ir a inicio de: Elementos
Ir al catálogo de portadas