Ir a inicio de: Elementos

Buscar en Elementos:

Elementos No. 91, Vol. 20, Julio-Septiembre, 2013, Página 41

Parirás con dolor *

Descargar versión PDF




BAD SCIENCE
A BRIEF HISTORY OF BIZZARE MISSCONCEPTIONS TOTALLY WRONG  CONCLUSIONS AND INCREDIBLE STUPID THEORIES.
LINDA ZIMMERMANN
Eagle Press
Nueva York, 2011



El intenso dolor del parto puede durar muchas horas, incluso días. A pocas mujeres de hoy se les ocurriría tener una labor de parto duradera sin algún tipo de analgésico. Sin embargo, hubo un momento en la historia en el que podría ser condenada a muerte por tratar de aliviar el dolor del parto. En Escocia, en 1591, una dama aristocrática, Eufame MacLayne, estaba en trabajo de parto y a punto de tener gemelos. Le pidió a su partera, Agnes Sampson, algo para ayudar a aliviar el dolor. Agnes la trató con algunas hierbas. Eso sería un error fatal para ambas. Desafortunadamente, Agnes Sampson era sospechosa de ser una bruja, y tratando a Eufame la convertía en su cómplice. El otro problema era simplemente que una mujer no debía buscar alivio del dolor durante el parto, ya que fue escrito en la Biblia que Dios había dicho específicamente a Eva: “Yo multiplicaré en gran manera los dolores en el parto, con dolor darás a luz a los niños”. (Génesis 3:16). Por lo tanto, las autoridades eclesiásticas determinaron que si una mujer evitaba el dolor durante el parto, ¡iba en contra de la voluntad de Dios! Para estos dos delitos graves: 1) asociación con una supuesta bruja y 2) buscar aliviar el dolor durante el parto de gemelos, Eufame MacLayne fue condenada a muerte. Ella fue atada a un poste en la colina del castillo de Edimburgo y quemada viva. Agnes Sampson también fue ejecutada.
    Incluso a mediados del siglo XIX hubo una cierta resistencia a la idea de aliviar los dolores de parto cuando el médico escocés James Simpson comenzó a usar cloroformo. Seguramente si los hombres pudieran quedar embarazados, otro gallo nos cantara, la historia del mundo sería muy diferente y hoy sería irreconocible.
    En Europa, la obstetricia estuvo bajo el escrutinio y el control de la iglesia, ya que era temido que las brujas intencionalmente causaran la muerte de los bebés como ofrenda al diablo. Muchas parteras utilizaban hierbas para aliviar el dolor del parto, generando así más sospechas de que eran brujas y que sus menjurjes eran hechicería. Desde mediados del siglo XV hasta mediados del siglo XVIII, se ha estimado que más de 25,000 parteras fueron ejecutadas por brujería.


*Tomado de Linda Zimmermann, Bad Science. A brief history of bizzare missconceptions totally wrong conclusions and incredible stupid theories.
Eagle Press, NY, 2011.
Traducción: Enrique Soto


Ir a inicio de Elementos
Ir al catálogo de portadas