Ir a inicio de: Elementos

Buscar en Elementos:

Elementos No. 84, Vol. 18, Octubre-Diciembre, 2011 , Página 27

¿Qué chula es Puebla?

 Descargar versión PDF


Cuando de la ciudad en que vives ya lo único que vale la pena es la comida, es hora de irse a otro sitio. El problema en México será, probablemente, hallar ese otro sitio, porque la idea de “modernidad” que campea por nuestras ciudades parece estar reñida con el concepto de calidad de vida.
    Las imágenes que ilustran este número de Elementos retratan de manera cruda la fealdad, el desorden, la improvisación y el abandono que han convertido a la ciudad de Puebla en un lugar hostil para sus habitantes. Son fotografías que responden a la noción de “progreso” impuesta desde hace ya muchos años por las acciones de sus gobernantes: anuncios espectaculares, postes y cables enmarañados en lugar del cielo y los volcanes; edificios (o adefesios) y centros comerciales que brotan majaderamente en donde debería haber plazas y jardines públicos; puentes y pasos a desnivel mal proyectados y peor ejecutados, que privilegian el crecimiento de un parque automotor agresivo y contaminante, en lugar de un sistema de transporte eficiente, moderno y seguro, que proteja al peatón y no represente un peligro para el usuario; avenidas llenas de baches y topes, pero no vías para bicicletas ni calles peatonales. En resumen: humo, ruido, basura y caos... ¡Qué chula es Puebla, qué linda!
    Las fotografías que conforman la serie “Qué chula es Puebla” no fueron tomadas con la intención de integrar un “proyecto”, en el sentido de que su contenido no fue consensuado previamente por los autores; son, más bien, la consecuencia de una iniciativa tomada en lo individual que resultó, casualmente, en un documento gráfico que nos enfrenta a una pesadilla: la de vivir en una ciudad en la que el cielo es una cuadrícula de cables, y los volcanes, dos gigantes escondidos tras el enorme retrato de una chica totalmente palacio.

Irene Sepúlveda



Ir a inicio de: Elementos
Ir al catálogo de portadas