Ir a inicio de: Elementos

Buscar en Elementos:

Elementos No. 78, Vol. 17, Mayo - Julio, 2010, Página 53
Pedro Meyer

                 Descargar versión PDF

Meyer

Indudablemente uno de los fotógrafos más relevantes de nuestro tiempo es Pedro Meyer; él ha desarrollado en alrededor de cincuenta años una obra fotográfica original a la que Raquel Tibol ha calificado como realismo crítico y satírico. Pedro Meyer ha sido un importante animador de la actividad fotográfica en México. Fue fundador del Consejo Mexicano de Fotografía y organizador de los tres primeros Coloquios Latinoamericanos de Fotografía (en 1978 y 1981, en México; en 1984, en Cuba). A lo largo de su vida ha sido un hombre con un espíritu profundamente crítico; quienes lo conocemos sabemos de su agudeza intelectual, cualidad que le ha llevado a plantear discusiones importantes sobre la fotografía y su sentido, tal como la ponencia “¿Para quién y para qué se fotografía?”, que presentara allá, en la década de 1980 en el 3er Coloquio Latinoamericano de Fotografía en la Habana, Cuba.
    Como ha comentado Pedro Meyer,

Las fotografías bonitas no despiertan en mí mayor interés. En mi trabajo descarto el pictorialismo y el esteticismo. [...] Toda fotografía que yo escojo para darle un tratamiento definitivo debe remitir a quien la observa a algo más que a lo obvio de la imagen misma, tiene que invitar a la reflexión respecto de algo que no está a la vista.1

    Se conjuga en Pedro Meyer el fotógrafo maduro con amplia experiencia, con una enorme curiosidad por los acontecimientos del mundo y, particularmente, por los desarrollos más modernos en fotografía. Experiencia e innovación dan a su obra más reciente un carácter y una fuerza que no habíamos conocido en ninguno de los grandes maestros de la fotografía. Su obra, según Raquel Tibol, se ubica en la veta del realismo crítico y satírico. En Pedro Meyer es especialmente cierto el que para nada predomina en su obra lo accidental o lo intuitivo. Es claro que la fotografía es "vista" de antemano. Como decía Ansel Adams, "Una fotografía no es un accidente, es un concepto".
    Esto, por otra parte, no quiere decir que no haya instantes decisivos, pero esos en gran parte se buscan, en cierta forma los crea el ojo y la mente del fotógrafo que persigue y prefigura los acontecimientos. De alguna manera también la fotografía de Pedro Meyer nos lleva a mirar situaciones familiares de una forma en que nunca antes las habíamos visto; no es solo capturar un instante sino, en cierto modo, recomponer la "realidad", que por cierto en fotografía es una entidad bastante discutible.
    Como es dable imaginar, su obra se ha presentado en más de 260 exposiciones en museos y galerías de todo el mundo, y forma parte de colecciones permanentes de importantes museos. Pedro Meyer ha impartido más de una centenar de conferencias sobre la fotografía y su muy peculiar interés en las nuevas tecnologías, participando en diversos festivales, museos e instituciones académicas de diversos países.
    En 1991 él publicó el primer cd rom en el mundo en el que se combinan imágenes y sonido, y quetituló "Fotografío para recordar" (a los interesados los remitimos al portal www.pedromer.com, donde está disponible de forma gratuita). Ha sido autor de diversos libros, entre otros Tiempos de América, Espejo de espinas, Los cohetes duraron todo el día, Verdades y ficciones. Un viaje de la fotografía documental a la digital.
    En 1996, Pedro Meyer publicó el primer número de ZoneZero en la Internet. Según Mark Haworth-Booth, "Él pensó que dirigiendo una revista en línea, permitiría por un lado ofrecer un puente entre la fotografía analógica y digital, y por otra parte, le permitiría mantenerse al día debido al constante flujo de innovaciones técnicas en la era digital". Cual sea la motivación original, ZoneZero se ha constituido en un referente ineludible en la fotografía contemporánea. A los interesados los invitamos a visitarla en www.zonezero.com.
En el año 2004, según se lee en su biografía, se propuso un objetivo imposible: tener una exposición retrospectiva de su obra a nivel mundial. Este proyecto titulado Herejías, comprendió 60 exposiciones en 17 países y se basa en una base de datos de toda su obra (más de 300,000 imágenes y documentos). Esta retrospectiva tuvo lugar durante el mes de octubre de 2008 y dio origen a su más reciente libro, que lleva el mismo título.
    Por estos logros Pedro Meyer ha sido recompensado con diversos premios, incluyendo la prestigiosa beca Guggenheim en 1987, el Premio Internacional de Cultura de la Ciudad de Anghiari en 1985; en 1993 recibió el Fondo Patrimonial Nacional para Las Artes en conjunto con Jonathan Green y el Museo de California de Fotografía, en Riverside, entre muchos otros reconocimientos.
    En 2006 creó la Fundación Pedro Meyer para la promoción de la educación en fotografía y servir como alternativa a las instituciones oficiales en México.

Enrique Soto

B I B L I O G R A F Í A

1 “Pedro Meyer”, en Episodios fotográficos. Libros de Proceso, México, DF. 273-294.



Ir a inicio de: Elementos
Ir al catálogo de portadas