Ir a inicio de: Elementos

Buscar en Elementos:

Elementos No. 76, Vol. 16, Diciembre - Febrero, 2009 - 2010, Página 64
Luz María Genis

Simón Jawlensky                 Descargar versión PDF


Desde hace años Luz María ha ocupado un importante lugar en la tribu de los artistas plásticos en Puebla. Elementos, en su número 25, dedicó un espacio a su obra, cuando era una promesa en el arte. Hoy, tras una ausencia de varios años debida a una estancia en los Estados Unidos, Luz María se revela como un autor maduro. Con una obra que se inscribe en el arte conceptual, ella expresa de forma peculiarmente lúcida las tribulaciones e ideas dominantes de una clase media mexicana que parece convencida de que el origen de los males de nuestra sociedad es externo, que nuestros vicios y flagelos nos vienen de afuera.
    Un lugar preponderante en su obra lo ocupa la mujer, pero la visión de Genis es pesimista y descorazonadora: mujeres con el alma rota, atrapadas sin remedio en los convencionalismos de una sociedad hipócrita e indiferente, figurines de revistas de moda sin rasgos particulares que las individualicen, paralizadas de una vez y para siempre entre los resortes de una ratonera que, quizás, ellas mismas han accionado; negadas a la rebeldía, entregadas a la resignación.
    Luz María Genis es poseedora de una mano suelta para el dibujo, mano que, asociada con una astucia peculiar para “pepenar” papelitos, colillas, fotos viejas, botones, hilos, cuendas, timbres, y cientos de chucherías, produce una obra peculiar, montada en todo tipo de soportes, que resulta sumamente inquisitiva y nos invita a mirar de nueva manera diversos elementos de nuestro medio, desde la televisión hasta las colillas de cigarro, mirar de reojo, pero mirar e imaginar al fin, una realidad construida a partir de los sobrantes de un mundo que se ahoga en sus desperdicios.

Simón Jawlensky



Ir a inicio de: Elementos
Ir al catálogo de portadas